Absceso en abdomen o pelvis

Definición

Un absceso abdominal es una bolsa de fluido infectado y pus que se encuentra adentro del vientre (cavidad abdominal). Este tipo de absceso puede encontrarse cerca o adentro del hígado, el páncreas, los riñones u otros órganos. Puede haber uno o más abscesos.

Nombres alternativos

Absceso intraabdominal; Absceso pélvico

Causas

Es posible que usted tenga un absceso abdominal porque tiene:

Además, usted puede tener un riesgo mayor de sufrir un absceso abdominal si sufre o sufrió de:

Los gérmenes pueden pasar a través de su sangre a un órgano en su abdomen. En algunas ocasiones, no se puede encontrar ninguna causa del absceso.

Síntomas

Un dolor o malestar en el vientre que no se alivia es un síntoma común. Este dolor:

Según el lugar en el que se encuentra el absceso, es posible que tenga:

Otros síntomas de un absceso abdominal pueden ser muy parecidos a los síntomas que se presentan cuando tiene gripe. Puede experimentar:

Pruebas y exámenes

Sus síntomas pueden ser un signo de muchos problemas distintos. Su proveedor de atención médica llevará a cabo algunas pruebas para ayudar a determinar si usted tiene un absceso abdominal. Estas pueden incluir los siguientes exámenes:

Otros exámenes que deben mostrar los abscesos abdominales incluyen:

Tratamiento

Su equipo de atención médica intentará identificar y tratar la causa del absceso. Sus abscesos se tratarán con antibióticos y limpieza del pus. Al principio probablemente recibirá atención en el hospital.

ANTIBIÓTICOS

Se le administrarán antibióticos para tratar el absceso. Tendrá que tomarlos por hasta 4 a 6 semanas.

DRENAJE

Es necesario limpiar el pus de su absceso. Su proveedor decidirá junto con usted la mejor manera de hacerlo.

Utilizar una aguja y drenar. Su proveedor coloca una aguja a través de la piel en el absceso. Normalmente esto se hace con la ayuda de radiografías para asegurarse de que la aguja se inserte en el absceso.

Su proveedor le dará medicamentos para hacerlo sentir adormecido, y otros para insensibilizar la piel antes de insertar la aguja.

Una muestra del absceso se enviará al laboratorio. Esto ayuda a su proveedor a elegir qué antibióticos utilizar.

Se dejará un drenaje en el absceso para que el pus pueda drenarse. Normalmente, este drenaje permanecerá por días o semanas hasta que el absceso mejore.

Cirugía. En ocasiones un cirujano realiza una cirugía para retirar los abscesos. Se le pondrá anestesia general de manera que esté dormido durante la cirugía. La cirugía puede ser necesaria si:

El cirujano hará una incisión en la zona del vientre. Una laparotomía hará necesaria una incisión (corte) mayor. La laparoscopia requiere un corte muy pequeño y un laparascopio (una pequeña cámara de video). Posteriormente el cirujano:

Expectativas (pronóstico)

La forma en la que usted responderá al tratamiento depende de la causa del absceso y de qué tan seria sea la infección. También depende de su salud general. Por lo regular, los antibióticos y el drenado solucionan los abscesos abdominales que no se han propagado.

Es posible que necesite más de una operación. En ocasiones, los abscesos reaparecen.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir lo siguiente:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si presenta:

Referencias

de Prisco G, Celinski S, Spak CW. Abdominal abscesses and gastrointestinal fistulas. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 29.

Landmann A, Bonds M, Postier R. Acute abdomen. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 21st ed. St Louis, MO: Elsevier; 2022:chap 46.

Shapiro NI, Jones AE. Sepsis syndromes. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 130.


Actualizado: 10/26/2020
Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com