Hepatitis B

Definición

Es la irritación e hinchazón (inflamación) del hígado debido a infección con el virus de la hepatitis B (VHB).

Otros tipos de hepatitis viral incluyen hepatitis A, hepatitis C y hepatitis D.

Causas

Usted puede contraer la infección por hepatitis B a través del contacto con sangre o fluidos corporales (semen, fluidos vaginales y la saliva) de una persona que tenga el virus.

La exposición puede ocurrir:

Las personas que pueden estar en riesgo de contraer hepatitis B son las que:

Toda la sangre que se usa en las transfusiones se examina, por lo que la probabilidad de contraer el virus de esta manera es muy baja.

Síntomas

Después de que usted resulte infectado por primera vez con el VHB:

Es posible que los síntomas de la hepatitis B no aparezcan hasta 6 meses después del momento de la infección. Los síntomas iniciales incluyen:

Los síntomas desaparecerán en unas cuantas semanas a meses si su cuerpo es capaz de combatir la infección. Algunas personas nunca se libran del VHB. Esto se conoce como hepatitis B crónica.

Las personas con hepatitis crónica pueden no tener síntomas y puede que no sepan que están infectadas. Con el tiempo, algunas personas pueden presentar síntomas de daño hepático crónico y cirrosis del hígado.

Usted puede transmitirle el VHB a otras personas, incluso si no tiene ningún síntoma.

Pruebas y exámenes

Una serie de exámenes de sangre llamados pruebas analíticas para la hepatitis viral se realizan cuando hay sospecha de hepatitis. Pueden ayudar a detectar:

Los siguientes exámenes se realizan para buscar daño en el hígado si usted tiene hepatitis B crónica:

También se realizará un examen para medir el nivel de VHB en la sangre (carga viral). Esto le permite a su proveedor de atención médica saber cómo está funcionando su tratamiento.

Las personas con alto riesgo de contraer hepatitis deben de ser monitoreadas con un examen de sangre. Esto puede ser necesario aunque no tengan síntomas. Los factores que conducen a un riesgo incrementado incluyen:

Tratamiento

La hepatitis aguda, a menos que sea grave, no necesita ningún tratamiento. La función hepática y otras funciones corporales se vigilan mediante exámenes de sangre. Usted debe reposar bastante en cama, tomar muchos líquidos y comer alimentos saludables.

Algunas personas con hepatitis crónica se pueden tratar con antivirales. Estos medicamentos pueden disminuir o eliminar la hepatitis B de la sangre. Uno de estos medicamentos es una inyección de nombre interferón. También ayudan a reducir el riesgo de cirrosis y cáncer del hígado.

No siempre es claro cuáles personas con hepatitis B crónica deben recibir tratamiento farmacológico y cuándo se debe iniciar. Usted tiene más probabilidad de recibir estos medicamentos si:

Para que estos medicamentos funcionen mejor, usted necesita tomarlos según lo indique su proveedor. Pregunte qué efectos secundarios puede esperar y qué hacer si se presentan. No todas las personas que necesiten tomar estos medicamentos responden bien.

Si usted presenta insuficiencia hepática, lo pueden considerar para un trasplante de hígado. El trasplante de hígado es la única cura en algunos casos de insuficiencia hepática.

Otras medidas que puede tomar:

El daño severo hepático, o cirrosis, puede ser causado por la hepatitis B.

Grupos de apoyo

Algunas personas se benefician del hecho de asistir a un grupo de apoyo para la enfermedad hepática.

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad aguda con mayor frecuencia desaparece después de 2 a 3 semanas. El hígado con frecuencia vuelve a la normalidad al cabo de 4 a 6 meses en la mayoría de las personas.

Casi todos los recién nacidos y alrededor de la mitad de los niños que contraen hepatitis B contraen la enfermedad crónica. Muy pocos adultos que contraen el virus presentan hepatitis B crónica.

Hay una tasa mucho más alta de cáncer del hígado en personas que tienen hepatitis B crónica.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

Prevención

Los niños y las personas en alto riesgo de enfermar de hepatitis B deben recibir la vacuna contra el virus de la hepatitis B.

La vacuna o la inyección de inmunoglobulina contra la hepatitis B (IGHB) pueden ayudar a prevenir la infección si usted la recibe dentro de las 24 horas posteriores al contacto con el virus.

Las medidas para evitar el contacto con la sangre y los líquidos corporales pueden ayudar a prevenir la propagación de la hepatitis B de una persona a otra.

Referencias

Freedman MS, Hunter P, Ault K, Kroger A. Advisory Committee on Immunization Practices recommended immunization schedules for adults aged 19 years and older -- United States, 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2020;69(5):133-135. PMID: 32027627 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32027627/.

Pawlotsky J-M. Chronic viral and autoimmune hepatitis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 140.

Robinson CL, Bernstein H, Poehling K, Romero JR, Szilagyi P. Advisory Committee on Immunization Practices recommended immunization schedules for children and adolescents aged 18 years or younger -- United States, 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2020;69(5):130-132. PMID: 32027628. pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32027628/.

Tang LSY, Covert E, Wilson E, Kottilil S. Chronic hepatitis B infection: a review. JAMA. 2018;319(17):1802-1813 PMID: 29715359 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29715359/.

Terrault NA, Bzowej NH, Chang KM, Hwang JP, Jonas MM, Murad MH; American Association for the Study of Liver Diseases. AASLD guidelines for treatment of chronic hepatitis B. Hepatology. 2016;63(1):261-283. PMID: 26566064 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26566064/.


Actualizado: 1/12/2020
Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com